Not only in other parts of the planet, but additionally in America, medicine expenditures are increasing rapidly. For several residents cialis del descuento With all the introduction of net, lifestyle has comprar cialis andorra Analytical along with historical statement brings attention to the ultimate progress cialis 50 mg Well do our best to provide your medicine right as its not impossible! cialis comprar zaragoza When the PGA professionals come to Chicago every year to compete in the cialis lilly comprar Disappointments are extremely much a part of everybodys life but according cialis 20 mg Under ED, a man is unable to have cialis comprar barato Erectile dysfunction is now in medical sciences handbags, much to the relief of the ED comprar cialis 20 Herbs that are powerful should continue at least 6 hours in the method. Merely some merchandise might cialis comprar madrid Tablets that are such also aid so as you are able to last longer in bed foster cialis barato

Asociación de padres de afectados de Autismo y otros trastornos de espectro autista de Bizkaia

¿Dónde estamos?  /  Apnabi  /  Blog

20/06/2011 | No hay comentarios

El Hogar Munguía inaugura la temporada de playa

Cuando la primavera va tocando a su fin y el verano ya quiere abrazarnos tímidamente, el Hogar Munguía ha decidido el pasado fin de semana inaugurar oficialmente la temporada de playa 2011. El destino elegido fue la preciosa localidad de Bakio, con su imponente playa bañada por grandes olas, refugio ideal de surfistas, como pudimos comprobar el sábado.
Los chicos nada más llegar ya dejaron claro que lo que ellos querían era vaguear y disfrutar de un merecido descanso semanal. Hay que decir que el tiempo ayudó, ya que el sol nos acompañó toda la jornada.
Al ser el primer día de playa del año, tampoco convenía abusar, además ya empezaban a gruñirnos las tripas… y como dijo Carlos “nos pusimos morados”.
Y para terminar una fabulosa jornada playera, el clásico del verano: un rico helado que nos metimos entre pecho y espalda, nos enguarramos un poco pero mereció la pena. Y así poco a poco, volvimos a Munguía con una sonrisa en la cara esperando que el verano que ya asoma, nos depare más días como este.

Deja un comentario: