Asociación de padres de afectados de Autismo y otros trastornos de espectro autista de Bizkaia

¿Dónde estamos?  /  Apnabi  /  Blog

26/03/2012 | No hay comentarios

Conclusiones del Congreso Internacional en Burgos de Autismo de Alto Funcionamiento y Síndrome de Asperger

Burgos , 24 de Marzo – N. de P. : A lo largo de estos días, hemos tenido la suerte de compartir una revisión al recorrido teórico del autismo, así como al recorrido de la historia desde la perspectiva de sus creadores. Igualmente, nos han mostrado la evolución del autismo combinando la perspectiva de los avances teóricos con las peripecias, osadías e intuiciones de los profesionales pioneros en el ámbito de la medicina, la psiquiatría o la psicología.

Los avances son múltiples y enriquecedores, pero llama la atención cómo fueron los primeros profesionales en definir el autismo (sobre todo Hans Asperger) los que han elaborado definiciones y han presentado el autismo al mundo de una forma completa, que sigue vigente en estos días. Definiciones, que se han ido perfilando y mejorando hasta la aceptación de la existencia de un continuo, de un espectro, en definitiva, de diferentes y diversos Autismos.

Una de las conclusiones que podemos extraer del congreso es la existencia de un modelo compartido de intervención y actuación, el consenso en cuanto a la definición de las necesidades de las personas con autismo con alto funcionamiento, y el consenso en cuanto a los constructos teóricos que deben guiar y orientar la práctica profesional. La revisión, el conocimiento y la profundización en las teorías explicativas, así como la reflexión continua sobre la práctica han de constituirse como los ejes sobre los que debemos asentar nuestro avance.
El congreso nos ha enseñado que tenemos los planteamientos claros de lo que debería ser la inclusión de estas personas en el ámbito educativo, en el ocio, en la universidad, en el empleo, en definitiva, en la sociedad.… Lo sabemos porque las mismas personas con autismo nos lo expresan, y porque hemos comprobado y compartido experiencias de intervenciones avaladas por la experiencia y por la evidencia de sus éxitos.

Del congreso se desprende que sabemos cómo debemos trabajar para las personas con autismo de alto funcionamiento. Nos queda mucho por saber y por avanzar, pero de momento compartimos objetivos, metodologías, planteamientos y procesos, todos ellos con el único objetivo de mejorar la calidad de vida de estas personas.
Esta calidad de vida pasa irremediablemente por la consecución plena de sus derechos. Derechos que sólo pueden alcanzarse si se tienen en cuenta y se trabaja desde la combinación de las necesidades de las personas, el abordaje en diferentes contextos y el trabajo en redes.

Un aspecto es que sepamos el qué y el cómo, y otro es el que se cumplan dichas condiciones en la realidad. Los problemas psiquiátricos asociados, tan frecuentes en estas personas, la situación escolar real en los centros educativos, así como las propias peculiaridades, y características de estas personas nos obligan a reconocer que sus derechos no están siendo, en la mayoría de las ocasiones, reconocidos ni promovidos.

Recogiendo algunas ideas principales de los diferentes ponentes pensamos que queda reconocida y compartida:
-La existencia de diversos y diferentes Autismo,
-El reto de hacer frente al aumento de la prevalencia de los TEAS y de las futuras modificaciones que puede conllevar la futura implementación del DSM-V,
-La necesidad de trabajar en redes que partan del consenso y la colaboración del ámbito educativo, psiquiátrico, social y familiar.
-La importancia que debe cobrar el que entendamos, compartamos y difundamos la cultura del autismo,
-La necesidad de que se impulsen, desde la administración, planes específicos para el autismo en general y para “los autismos” en particular,
Lo imprescindible de trabajar en contextos naturales que apoyen las capacidades y disminuyan los riesgos de abuso y discriminación.
-El beneficio que nos conllevaría a todos el potenciar la inteligencia emocional tanto en las personas conautismo como en el resto de la población
-Es necesario comenzar a desarrollar y planificar estrategias y recursos que den respuesta a necesidades emergentes: envejecimiento, sexualidad, comorbilidad, autonomía, garantizar la inclusión y el acceso a las diferentes etapas educativas teniendo en cuenta la inclusión en la universidad.

El futuro debemos verlo prometedor y positivo, las experiencias que hemos compartido así nos lo deben hacer entender. Pero precisamente por ese carácter experimental, no debemos caer en una cómoda complacencia, y lo que hoy son experiencias novedosas esperamos que en unos años sean realidades en todos los ámbitos y contextos en los que viven las personas con autismo.
Tenemos la ruta del futuro marcada. Sabemos cómo hacerlo. Nos queda seguir trabajando conjuntamente la ciencia, la universidad, las familias y las propias personas con TEA, siendo referentes de cooperación, trabajo e ilusión conjunta.

Fuente: Autismo Burgos

Deja un comentario: