Asociación de padres de afectados de Autismo y otros trastornos de espectro autista de Bizkaia

¿Dónde estamos?  /  Apnabi  /  Blog

01/08/2014 | No hay comentarios

Actividades de equitación Adaptada en el Área de atención diurna de APNABI

Cada vez es más habitual el uso de animales como un apoyo más para la consecución de objetivos que mejoren la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo .
Hace unos 4 años desde el área de atención diurna nos planteamos crear, aprovechando una colaboración existente con en el Club Hípico Castillo de butrón, una experiencia con algunas de las personas que acuden a nuestros centros y plantear a sus familias una actividad que acercasen a sus hijos al mundo de la equitación, como una actividad más en su desarrollo personal.
La motivación viene a través de las actividades que este club nos permite realizar en sus instalaciones. Realizamos tareas de mantenimiento y jardinería muy sencillas. Algunos usuarios y usarías nos trasladan su interés por el caballo, por conocer el entorno de la equitación adaptada.
Nos planteamos el uso del entorno ecuestre como un elemento que les facilite una mayor, y más completa inclusión social. Utilizamos el movimiento multidimensional del caballo y su entorno como un complemento beneficioso a nivel cognitivo, fisiológico y comunicacional.
Todo este proceso ha requerido por un lado una adaptación del entorno, proporcionando el uso de herramientas que faciliten a estas personas la comprensión de los entornos y elementos a utilizar.
Se realizaron acogidas por parte de la profesional responsable que se hizo cargo de estas “clases” y que diseño en un primer momento los apoyos y adaptaciones necesarias para que el entorno y materiales se adaptasen a las necesidades de estas personas. Se cuenta con caballo adaptado y educado para tal fin. Todo ello con una metodología específica y adaptada a cada caso en particular.
La metodología se centra en el trabajo individual (con cada persona) pues entendemos que los momentos y las situaciones de cada persona son diferentes, por ello planteamos un método con intervenciones respetuosas con los tiempos de aprendizaje de cada individuo adaptándonos a sus necesidades personales en cada momento. Contamos con el consentimiento personal en todo
momento, a cada persona le preguntaremos si desea participar en la actividad y de qué manera quiere hacerlo.

Cada actividad la haremos los monitores, luego los monitores con la persona y por último la persona sola.
Es una alternativa interesante que motiva a su participante (jinete) a interactuar con el caballo en su entorno, al “aire libre”, repleto de estímulos y totalmente diferente al que se mueven habitualmente.
Durante este periodo se ha llevado a cabo un seguimiento de la actividad por parte de dos profesionales del área quienes han apoyado esta actividad acudiendo a la misma y coordinándola intercentros.

Deja un comentario: