Not only in other parts of the planet, but additionally in America, medicine expenditures are increasing rapidly. For several residents cialis del descuento With all the introduction of net, lifestyle has comprar cialis andorra Analytical along with historical statement brings attention to the ultimate progress cialis 50 mg Well do our best to provide your medicine right as its not impossible! cialis comprar zaragoza When the PGA professionals come to Chicago every year to compete in the cialis lilly comprar Disappointments are extremely much a part of everybodys life but according cialis 20 mg Under ED, a man is unable to have cialis comprar barato Erectile dysfunction is now in medical sciences handbags, much to the relief of the ED comprar cialis 20 Herbs that are powerful should continue at least 6 hours in the method. Merely some merchandise might cialis comprar madrid Tablets that are such also aid so as you are able to last longer in bed foster cialis barato

Asociación de padres de afectados de Autismo y otros trastornos de espectro autista de Bizkaia

¿Dónde estamos?  /  Apnabi  /  Autismo

¿Qué son los TEA?

Los Trastornos del Espectro del Autismo (TEA): esperar nunca es una buena idea.

Actualmente los TEA se entienden como trastornos del neurodesarrollo. Es decir, son alteraciones en el desarrollo de funciones vinculadas a la maduración del sistema nervioso central, que se inician en la infancia y siguen un curso evolutivo diferente para cada uno de ellos.

¿Por qué se llaman TEA?
A lo largo del tiempo han recibido diferentes nombres: autismo infantil, psicosis infantil, trastorno generalizado del desarrollo, trastorno de Asperger…, según el momento histórico y las características de la persona.
Actualmente se conocen las características comunes a todos los Trastornos del Espectro del Autismo y que coinciden, en lo esencial, con lo definido para el autismo:

  • Peculiaridades en la comunicación social y en la interacción social en entornos diversos, ya sea en la reciprocidad socio-emocional, la comunicación no verbal o a la hora de mantener relaciones adecuadas a su nivel de desarrollo.
  • Patrones restrictivos y/o repetitivos, de conductas, intereses o actividades. Bien por el habla, los movimientos o un uso repetitivo y estereotipado de objetos, combinado con rutinas rígidas y excesiva resistencia al cambio u otros como intereses fijos, marcadamente restringidos o hiper o hipo-reactividad a los estímulos sensoriales.

¿Cuándo aparecen?
Los TEA empiezan antes del nacimiento y los síntomas están presentes desde la infancia temprana, desde los seis meses Su manifestación puede ser más tardía, cuando la complejidad social los pone en evidencia.
El diagnóstico puede confirmarse antes de los tres años de edad.

¿Son iguales todas las personas con TEA?
El TEA limita en todos los casos la vida y funciones habituales de la persona y de su entorno próximo. Los síntomas se presentan de manera diferente en cada una de ellas, dando lugar a perfiles distintos.
Se empiezan a definir los niveles de severidad, que son tres:

  • Requiere apoyo muy importante
    Para aquellas personas que tienen una mínima respuesta e iniciativa para la relación o una aproximación extraña a otros. Que presentan conductas repetitivas y restrictivas que interfieren en su funcionamiento cotidiano, o posible malestar muy importante ante los cambios.
  • Requiere apoyo importante
    Cuando existen dificultades marcadas para la comunicación verbal y no verbal, y la interacción se restringe a lo relacionado con sus intereses. La inflexibilidad y las dificultades son evidentes para terceros.
  • Requiere apoyo
    Para aquellas personas que sin apoyo tienen dificultades importantes para iniciar la interacción y para el cambio de actividad u organizarse.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que, como en cualquier persona, se producirán cambios en el funcionamiento a lo largo de la vida. Es por ello que los apoyos deben adaptarse al momento de cada una de las personas durante su ciclo vital.

¿Son frecuentes los TEA?
Los estudios epidemiológicos realizados en Europa detectan 60 niños y niñas afectados de TEA por cada 10.000, entre la población infantil. En EEUU se contemplan cifras de 1 persona de cada 68, con una diferencia entre sexos de cuatro varones afectados por cada mujer.

¿Se pueden tener otros trastornos además de TEA?
Sí.
Los TEA aparecen frecuentemente unidos a otros trastornos, especialmente los del lenguaje y el déficit de atención e hiperactividad.
La discapacidad intelectual no está presente en todos los casos.

¿Qué podemos hacer si sospechamos que nuestro hijo o hija tiene un TEA?
El diagnóstico precoz y la intervención especializada son la mejor herramienta. Ante cualquier signo de alerta es importante acudir a un servicio especializado, para iniciar la valoración y la intervención lo antes posible.